Ángeles y demonios

angeles y demonios 1

Otra vez el esoterismo, y la magia se apoderan del cine. Después del Código Da Vinci vuelve una película basada en Dan Brown. Son expertos en comunicación, y entre el escándalo, la prohibición de rodar en el Vaticano y los altavoces mediáticos se ha logrado el objetivo perseguido: lanzar la película.

La mezcla de cualquier cosa con la Iglesia Católica la hace rentable. ¡Si el Vaticano cobrara un pequeño “canon” de propiedad intelectual por la utilización  que se hace de la Institución los problemas financieros de la Iglesia Católica se habrían acabado!

De todo el barullo mediático emerge la Institución fundada  hace 2000 años por Jesucristo, hijo de Dios. Todo un record, esperable habida cuenta que su fundador acompaña a lo largo de loos siglos a a su Iglesia.  Para cualquier persona esto sería inexplicable, pero la realidad está ahí. Se la crítica, pero cada vez tiene más seguidores ¿Por qué será?

Como escribió Chesterton los enigmas de Dios son más satisfactorios que las soluciones de los hombres.

Anuncios

A proposito de las delcaraciones de Benedicto XVI en África y el Congreso de los Diputados

benedicto-xvi1Se repite la historia. Llegan las elecciones al parlamento europeo. El PSOE intuye una derrota, y trata de evitarla, o al menos, minimizarla. Entonces acude a los tópicos de siempre: la derechona; la corrupción; la guerra de Irak; la Iglesia Católica identificada con el PP; el cambio climático, y el “doberman” que saldrá un día de estos.

Meterse con el Papa sale gratis. Unas pocas protestas formales, pero no creo que el Vaticano nos decrete un embargo. Tampoco que retire el embajador. El motivo es lo de menos pues las declaraciones de Benedicto XVI hablan de que los preservativos no sirven como medida exclusiva para combatir el Sida. Estas declaraciones  las comparten muchos católicos, como es mi caso, otros no católicos, y  hasta jefes de Gobierno africanos. Es una excusa para crispar el ámbiente, y azuzar a unos cuantos.

El desatino es total, y el ridículo de las dos diputadas que votaron a favor de la tramitación roza el esperpento.

Recomiendo que se lea lo que ha dicho el papa en África, y así cada uno se forma su opinión

 

Pregunta: Santidad, entre los muchos males que afligen a África, está en particular el de la difusión del Sida. La postura de la Iglesia católica sobre el modo de luchar contra él es considerada a menudo no realista ni eficaz. ¿Usted afrontará este tema, durante el viaje? Querido Santo Padre, ¿le sería posible responder en francés a esta pregunta?

Papa: Yo diría lo contrario: pienso que la realidad más eficiente, más presente en el frente de la lucha contra el Sida es precisamente la Iglesia católica, con sus movimientos, con sus diversas realidades. Pienso en la comunidad de San Egidio que hace tanto, visible e invisiblemente, en la lucha contra el Sida, en los Camilos, en todas las monjas que están a disposición de los enfermos… Diría que no se puede superar el problema del Sida sólo con eslóganes publicitarios. Si no está el alma, si no se ayuda a los africanos, no se puede solucionar este flagelo sólo distribuyendo profilácticos: al contrario, existe el riesgo de aumentar el problema. La solución puede encontrarse sólo en un doble empeño: el primero, una humanización de la sexualidad, es decir, una renovación espiritual y humano que traiga consigo una nueva forma de comportarse uno con el otro, y segundo, una verdadera amistad también y sobre todo hacia las personas que sufren, la disponibilidad incluso con sacrificios, con renuncias personales, a estar con los que sufren. Y estos son factores que ayudan y que traen progresos visibles. Por tanto, diría, esta doble fuerza nuestra de renovar al hombre interiormente, de dar fuerza espiritual y humana para un comportamiento justo hacia el propio cuerpo y hacia el prójimo, y esta capacidad de sufrir con los que sufren, de permanecer en los momentos de prueba. Me parece que ésta es la respuesta correcta, y que la Iglesia hace esto y ofrece así una contribución grandísima e importante. Agradecemos a todos los que lo hacen.

 

 

 

link de zenti (agencia oficiosa del Vaticano): http://www.zenit.org/article-30567?l=spanish

MANIPULAR LA VIDA Y LOS TRANSGENICOS

Descrubir i manipula el "gen" humà es una temptació totalitaria

Descrubir i manipular el "gen" humà es una temptació totalitaria

Vuelve el debate sobre los trangénicos. Un transgénico es un alimento manipulado geneticamente. Parece que puede tenerla ingesta del alimento efectos secundarios. No esta claro, pero hemos de estar alerta. Hay muchas personas que están en contra de los transgénicos.

No obstante, hay una manipulación genética peor. Es la manipulación de la vida humana, la manipulación embrionaria. Este viernes visione la “Isla”, una película, que en fondo trata sobre esto: la manipulación genética. Poco se dice de la manipulación con embriones, congelación incluida. Es una incoherencia intelectual preocuparse, o estar en contra de la manipulación genética con transgénicos, y no estar en contra de la manipulación genética con embriones humanos. Además, esta archi probado que la manipulación de embriones humanos causa la muerte del ser humano. En este tema los “progres” admiten la modernez, y no se rasgan las vestiduras. Sin embargo, manipular un gen de una planta es motivo de escándalo.
O tempora O mores, como dirían los romanos.

SEMANA SANTA

 

images

Este es un mensaje de vacaciones. Me voy unos días de vacaciones al sur, a vivir como sólo los andaluces saben la Semana Santa.

El Lunes de Pascua estoy otra vez con todos vosotros, para desearos una buena Pascua. Os dejo una nota en la bitácora sobre el cambio de Gobierno.

Hasta pronto amigos!!!!

EL PSC DICE CENTRO, PERO ES IZQUIERDA

tripartitos

El PSC busca, quiere, anhela, desea el centro.  Pero no duda en proclamarse con sus hechos de izquierda, izquierda. No duda en formar un TRIPARTITO con la radicalidad más radical de las radicalidades.

Montilla dice a las juventudes socialistas que no se dejen eclipsar por los radicales (La Vanguardia 30/03/2009). Pero no duda en comer cada semana con los radicales. No duda en compartir mesa de gobierno con los independentistas. No duda en compartir reuniones con el antiguo dirigente de los okupas.

Montilla afirma que la salida a la crisis está en las reformas estructurales, y otras políticas no precisamente socialistas. Pero no duda, en intervenir hasta el tuétano la educación. No hacer ninguna de las reformas laborales. No reduce el gasto en publicidad ociosa y contaminante. Sigue derrochando en embajadas, y en informes de dudosa eficacia.

Montilla alaba el papel de la Iglesia Católica en nuestra sociedad. Pero no duda en sentarse junto al que se burlo de la corona de espinas. Tampoco evita que en Barcelona las clinicas abortistas  cometan abortos ilegales, a pesar de las denunicas públicas existentes. Tampoco duda en rodearse de personas que día a día  muestran su anticlericalismo.

Montilla dice que es español. Pero no levanta un dedo en aquellos municipios donde no ondea la bandera española; no mueve un dedo para que se cumplan las sentencias del Tribunal Supremo sobre la lengua.

Montilla dice centro, pero sus hechos son radicales.

La reforma del aborto

La vida nos da alas

La vida nos da alas

La reforma del aborto se enmarca en el contexto de una sexualidad desbordada, descontextualizada, del hedonismo, y de la búsqueda del placer por el placer. El aborto es el cruel peaje que nuestra sociedad está dispuesta a pagar por esta forma de entender la sexualidad. El aborto es la consecuencia de un error, de un fallo, de “meter la pata”. Está mal, pero… Aquí empiezan las excusas más o menos razonadas, e incluso razonables. Lo que no es razonable es que nos hagan tragar las justificaciones. Les doy dos. Una, que es un problema de salud reproductiva y sexual. Cómo la gonorrea o la sífilis. Mucho morro. Es un crimen, otra cosa es que se despenalice en ciertos supuestos. La otra justificación,  la madre tiene derecho al cuerpo. Falacia. El “bebe” no es suyo, el que tiene derecho a vivir es él. Justo al revés. el bebe, aunque sea una cédula, es el que tiene derechos humanos.

Acepto que el aborto -de forma eufemística y progre interrupción voluntaria del embarazo- es un problema complejo, muy complejo. Pero los problemas debemos de afrontarlos y los resolveremos en la medida que son solubles. Con el aborto no se quiere una solución que no pase por matar al inocente. El problema son más de 100.000 muertes, y la cifra sigue incrementándose. Ahora se quiere una ley para “legalizar” el “problema”, todo con unas comillas políticamente correctas.

¿Porque los que mandan no afrontan el tema como -por ejemplo- las muertes en accidentes de tráfico? ¿Porque no invierten para evitar estas muertes? ¿Por qué no intentan minimizar, luchar contra el “problema”, la “metedura de pata” de forma efectiva? ¿Por qué no hacen una prevención basada en la abstinencia, en la fidelidad, y por último en el uso de preservativos -por este orden- como recomiendan los organismos intencionales (programa A.B.C)? La respuesta es en que hemos construido una sociedad del placer. Del dame. Del pasárselo bien, sin mirar las consecuencias. Pienso que vale la pena el esfuerzo aunque sea simplemente por reducir el número de abortos. Los que nacerían lo agradecerían, nosotros también pues los tendríamos en nuestras vidas, y no en una trituradora. Suena duro, ya lo sé, pero es así.

Primer mandamiento: creerás en el cambio climático

cambio-climatico-la-amenaza-sDentro de los dogmas de fe más contundentes de nuestra sociedad del conocimiento el primer mandamiento es la fe en el cambio climático. Es más. Incluso tengo miedo de criticar al cambio climático porque me van a tachar ustedes  de hereje.

En Navidad, y aprovechando las fiestas, y en concreto, una comida navideña plantee en mi casa la cuestión. Con este frío que hace, y el invierno que se avecina, ¿vosotros creéis que estamos ante un cambio climático? Bueno la que se armo.  Había puesto en duda el “dogma”. Saque la conclusión que el hombre era malo y estaba destrozando el planeta, y por esto el clima cambiaba. Mis hijos, y especialmente mis hijas, me exhortaron, a que volviera al redil. Afirme después de más de media hora sobre el tema: creo en el cambio climático. Pronunciada la frase mágica, todo fueron ánimos. Papa volvió a ser el que era. Mis hijos me han perdonado mi pecadillo de falta de fe. Son debilidades -ya lo sé-  espero que los lectores del blog sean igualmente comprensivos.

Afirmo que creo en el cambio climático, pero que no lo entiendo. En esto del cambio climático tengo la fe del carbonero, pero no entiendo ni jota. ¡Qué le vamos a hacer, uno es de letras!