AUSTERIDAD EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN MOMENTOS DE CRISIS ECONOMICA

tapa

Los ciudadanos reclaman austeridad en el gasto público, y también en el gasto de los partidos. Creo que a muchos barceloneses nos ha llamado la atención el despliegue del PSC en esta campaña de las europeas.

En estos momentos de crisis económica muy profunda, el despliegue de propaganda es una evidencia que no existe la actitud en el PSC de contener gastos.

Las banderolas rojas llenas de odio a la derecha, y con las caras de personajes como Berlusconi han costado una pasta. La austeridad del PSC ha quedado en descrédito. El PSC ha visto la importancia de la campaña y nos ha inundado  de posters, banderolas, pancartas,  y folletos.

Anuncios

CAOS EN LA AUTOMOCIÓN

 

coches

El plan prever no alcanza a ninguna previsión. El pasado lunes 18 debían ponerse en marcha las medidas. No se han puesto en marcha. Falta de previsión. El martes 19 el congreso debía de aprobarlas. Caos en las resoluciones, y en las propuestas. Faltas de previsión. Hoy seguimos inmersos en el caos, y  los planes Prever, no parece que prevean lo mismo.

Mientras el sector esta de los nervios. Los concesionarios no saben si van a pagar ellos, el fabricante, cuánto pondrá el Govern autonomice. En fin, una manifestación evidente de que estamos ante el “paraules, i no fets”.

Es difícil salir de una crisis de esta manera. Como ha dicho el castizo: hay que prejubilar a Zapatero. Puede que sea una buena idea, si con el se prejubilan unos cuantos.

¡Quiero que me den mi peluche!

postit_tombola_marcfernandez

Zapatero con su tómbola en el debate de la nación ha repartido los boletos pero, no hay premio. Prometía coches baratos, y para todos, y parece que no va por ahí. Se ha montado una de buena. Otra vez instalados en la ceremonia de la confusión. El lunes empezaba el plan. ¿El lunes? Pues parece que no. Quizás otro lunes, el pasado no.

A mi me da por ironizar, reír. Otros se enfadaran. Muchos lloraran de rabia. Pero el hecho es que el dinero no ha llegado. Más parálisis. La medida ha sido pura improvisación. No se había pactado con las Comunidades Autónomas, ni con los concesionarios. No se explico todo. Hay letra pequeña. Hay peros…. Por supuesto las ventas en el Salón del Automóvil de Barcelona se helaron de repente.

El Gobierno sigue estando en la luna de Valencia. La impresión que vemos desde fuera es que se está dando palos de ciego.

Por favor, Sr. Rodriguez Zapatero, no más tómbolas.

Hecatombe económica, Zapatero pinta la fachada

medidas economicas

El gobierno finalmente ha tenido que rendirse a la evidencia de que la economía española se encuentra en caída libre y todas sus previsiones optimistas han quedado pulverizadas por datos como la mayor tasa de paro de la UE (17,3%), el mayor descenso interanual del PIB desde 1970 (-2,9% en el primer trimestre) y un incremento vertiginoso de la morosidad.

La economía española, cuyo modelo de crecimiento basado en la construcción, el consumo interno a base del endeudamiento de las familias y el turismo prometió diversificar Zapatero en la campaña de las generales de 2004, exige unas reformas estructurales (mercado laboral, fiscalidad, liberalización de mercados de productos y servicios, mayor inversión en I+D+i, eliminación de trabas burocráticas, mejoras en la educación) que el gobierno socialista no quiere emprender por motivos electorales.

A diferencia de los gobiernos encabezados por el PP, desde 2004 Zapatero se ha prodigado en medidas innecesarias o como mínimo no prioritarias cuyo único propósito es fidelizar a sus votantes más radicales y que por su naturaleza delicada generan crispación en la sociedad española. Recordemos la Ley de la memoria histórica, de los matrimonios homosexuales, el proyecto actual de ampliación de los periodos de aborto, la insensata propuesta de permitir que menores de edad accedan sin receta a la píldora del día después. Mediante esta agenda social y su irresponsable política exterior Zapatero pretendía aguantar hasta el 2012. Pero la realidad es tozuda.