Las amistades peligrosas en la era de Facebook

2009-01-05-facebook-21Desde un tiempo a esta parte se han sucedido las alarmas contra las redes sociales.

 

Primero, las denuncias eran sobre personas –generalmente jóvenes-  a quienes los anuncios se les volvían contra ellas mismas (caso Georgina Hobday[1]).

 

Segundo, que fomenta las actitudes narcisistas[2]. Así un estudio de la Universidad de Georgia asegura que la red social es terreno abonado para los ególatras (Personality and Social Psychology Bulletin).

 

Tercero, los datos que se perfilan o insertan en las redes. Las redes sociales ponen en peligro  la privacidad. Este es el caso de la entrevista a Doña Esther Mitjans[3] directora de l’Agència Catalana de Protecció de Dades  (APDCAT) (La Vanguardia  1-12-2008 ).

 

Extracto:

 

¿Y esto está suficientemente regulado?


-No.  (…)  Los proveedores de estos servicios se aprovechan de esta falta de regulación homogénea y esto supone un reto para los estados nacionales.

 

-¿Se está trabajando en ello?
-Sí, se está trabajando. Sobre todo en Europa, donde tenemos una larga tradición de velar por este derecho a la protección de los datos.

 

-Pero en Internet no hay fronteras.
-No hay fronteras, pero a los proveedores sí les afecta si la Unión Europea hace advertencias sobre ellos o dice que no están protegiendo los datos personales de los usuarios. (…) Lo que se les pide es que den una información clara, que permita a las personas acceder a sus datos y cancelarlos.

 

Las advertencias están muy bien, pero en Catalunya esto llegara al C.A.C. (Consell de l’Audiovisula de Catalunya). A partir de aquí a controlar.

 

Conclusión: Las redes sociales no se pueden controlar y esto puede llegar a ser un peligro para adoctrinar a la población deben de pensar algunos.


Anuncios