AUSTERIDAD EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN MOMENTOS DE CRISIS ECONOMICA

tapa

Los ciudadanos reclaman austeridad en el gasto público, y también en el gasto de los partidos. Creo que a muchos barceloneses nos ha llamado la atención el despliegue del PSC en esta campaña de las europeas.

En estos momentos de crisis económica muy profunda, el despliegue de propaganda es una evidencia que no existe la actitud en el PSC de contener gastos.

Las banderolas rojas llenas de odio a la derecha, y con las caras de personajes como Berlusconi han costado una pasta. La austeridad del PSC ha quedado en descrédito. El PSC ha visto la importancia de la campaña y nos ha inundado  de posters, banderolas, pancartas,  y folletos.

Las medidas de Zapatero

economia 1

Ante la hecatombe económica, Zapatero se ha sacado de la chistera una serie de medidas cuyo denominador común es su improvisación, su falta de coordinación con los sectores afectados y los agravios comparativos que crea.

Algunas son positivas, como la rebaja del Impuesto de Sociedades, el recorte del gasto público o las deducciones para el alquiler, aunque se deberían haber tomado hace tiempo.

Las reducidas ayudas para la compra de coches se deberían haber pactado con las Comunidades Autónomas. La eliminación de la desgravación por compra de vivienda para las rentas superiores a 24.000 castiga a la clase media. Los nuevos fondos sostenibles, ordenadores para escolares y ayudas sociales adicionales elevarán el déficit y la deuda a niveles peligrosos.

El actual gobierno socialista, en definitiva, no entiende que no se puede gobernar para determinados grupos de votantes en detrimento del conjunto de la sociedad. Socialistas como Fernández Ordónez o Almunia reclaman reformas de verdadero calado. Zapatero y su equipo económico deberían saber que para distribuir riqueza primero hay que crearla. Y en las actuales circunstancias lo que toca es aplicar medidas que dinamicen la economía.

El Estatut un error político

051215.Boicot.productos

Como catalán, no sólo tengo el derecho, sino de la obligación, de reflexionar sobre el Estatut. Se acerca la sentencia del Tribunal Constitucional, que  en gran medida será interpretativa, larga, y supongo que consensuada dentro del Tribunal.

Sea lo que sea, el Estatut no quedará “herido de muerte”, sino que seguirá su desarrollo. Será un punto y aparte en nuestra historia.

Sin embargo, pienso que el Estatut es un gran error político de los catalanes, y de Catalunya, que son dos puntos de vista distintos. El gran error político es que el diseño político del Estatut está enfocado para alejarnos de España. Este fue el Estatut de Septiembre 2005, en parte corregido en el congreso de los Diputados. Pienso que hay que cambiar la actitud política en relación a España. Hay que abandonar –al menos los grandes partidos del centro derecha, y del centro izquierda- esta actitud hostil hacia  todo lo que sea España. Hoy España es moderna, puede llegar a tener un peso en el mundo, y es una España muy diversa y tolerante. Es una España que admite la diferencia.  Creo que en vez de liderar el proceso, nos hemos puesto en el furgón de cola. Vamos camino de ser un lastre, y esto es malo para Cataluña. 

El gran error también consiste en que el diseño social que hace el Estatut no nos puede unir a todos. Lo veremos en el desarrollo del Título II.

Desde mi punto de vista una oportunidad perdida.

Desesperados por la inmersión lingüística

inmersion-linguistica-catalunya12366832601661339516

Hoy un amigo me ha comentado la situación. En su casa sirve un matrimonio ecuatoriano. Después de las dificultades el año pasado lograron traerse a su hijo de 8 años. Una vez reagrupados, y todos felices, hay que escolarizar al niño. Lo envían a un Colegio concertado, de ex religiosas. Con buena fama. Al cabo de unos meses el niño empieza a hacer cosas raras: se tita del pelo, y se lo arranca. Hoy tiene placas de calvicie.

Mi amigo me comenta que lo que ocurre que el niño en casa habla sólo castellano, y el Colegio no entiende nada. ¿Por qué? Por qué todo es en catalán.

Luego  decimos que si el PP con estos anuncios, que si vamos contra Cataluña, que si no hay para tanto. En fin, es tema es serio, y el problema que el tripartito no hace nada, nada por arreglarlo.

Yo felicito al PP por tener la valentía de denunciar estas situaciones, y muchas otras. Ojala, nos hicieran caso.

El PP y la Ley de Educación de Cataluña

fracaso_escolar

Artur Mas se ha lanzado a la yugular por el anuncio que “La Vanguardia” publica hoy del PP. En el anuncio se suspende a los partidos que apoyan la LEC en libertad e igualad. No sólo es una cuestión lingüística. Es evidente que no estamos de acuerdo con que un método docente de la lengua –la inmersión lingüística- se nos imponga a todos. Estamos en contra de que la LEC consagre un modelo educativo propio de un país subdesarrollado. Los informes nacionales e internacionales avalan nuestra tesis de que la enseñanza en Cataluña es de pésima calidad.

Por el contrario,  lo único que importa es “blindar” la inmersión. Con leyes como esta Cataluña seguirá yendo cuesta abajo, irremisiblemente.

Es una lástima que no entremos a fondo en la educación de nuestras escuelas. Es una lástima que no atendamos como es debido a los profesores, ejes del sistema. Es una lástima que se cercene la libertad de los padres para educar a sus hijos como quieran. Es una lástima que sigamos obsesionados con el catalán y lo impongamos, cuando  -desde el PP- lo que pedimos es –simplemente- LIBERTAD en mayúscula.

El País Vasco: un pacto a favor, no en contra

 

El representante del PP Iñaki Oyarzábal (i) y los del PSE-EE, Jesús Eguiguren (c) y Rodolfo Ares. (26.03.2009)

El representante del PP Iñaki Oyarzábal (i) y los del PSE-EE, Jesús Eguiguren (c) y Rodolfo Ares. (26.03.2009)

 

 

La buena noticia es el pacto entre el PP y el PSE-PSOE,  o entre el PSE-PSOE y el PP. Es la primera vez en toda la  reciente historia democrática de España que los dos grandes partidos, aparcando sus diferencias, se ponen de acuerdo. Y se ponen de acuerdo par algo bueno: dar un rayo de esperanza al País Vasco. Se pueden hace del pacto  muchas lecturas. Mi lectura es altamente positiva: es un rayo de esperanza. ¿Funcionará? Espero que sí. ¿Dará frutos? Espero que sí. ¿Aguantara el pacto? Espero que si.

Lo que no podemos es ver en el pacto un frontismo, o un pacto de unos contra otros. Bueno, cada uno lo vea como quiera, pero ahora es el momento de ser positivos. La sangre que ha corrido inutilmente reclama esperanza.

 

Soñar es gratis, y en este caso,  puede ser un sueño que acabe con una pesadilla.

L’Estatut y el Tribunal Constitucional

 

A veces se te queda la sonrisa en la boca

A veces se te queda la sonrisa en la boca

La impugnación por parte del Partido Popular del Estatut de Autonomía de Catalunya era una cuestión de principios. No se trataba de una cuestión meramente técnica, o de un pronto del criticado “nacionalismo español”.  No, se trata de una cuestión de principios ¿De qué principios hablamos? Por un lado, los principios sociales y éticos que el Estatuto contiene en el Título I. No podemos estar de acuerdo con ellos, representan un modelo de sociedad sectario y sesgado, que se impone. La ética no se impone, se sugiere, y se educa con ella, pero no se impone vía Diario Oficial de la Generalitat.  Lo contrario es dogmatismo.

 

De otro lado, los principios que afectan al modelo constitucional. No puede ser que una Comunidad Autónoma por muy importante que sea, que lo es, dicte una norma que enmiende a la Constitución española, y que quiera ponerle cortapisas al Tribunal Constitucional. Una norma así, representa un grave obstáculo a la convivencia, al sentido común, y sobre todo a la eficacia. El ejemplo esta en la financiación autonómica.

Estas son las dos grandes razones, y el hecho de que se impugnen más de 90 artículos del Estatut.